sábado, 18 de agosto de 2018

Veganismo: fondo y forma del activismo

¿Está todo el movimiento animalista del mismo lado?

Cada vez es más la gente que está preocupada por los animales no humanos,pero la cuestión es si están ayudando realmente para el fin que suponen trabajan.

Los animalistas proteccionistas, bienestaristas y neobienestaristas, coinciden mucho en el fondo, aunque varían sus formas. Los abolicionistas pueden coincidir en las formas, pero nunca en el fondo, con el resto de animalistas.

Algunos errores de los bienestaristas y neo-bienestaristas

No dudo y de hecho conozco personalmente a varias personas que son bienestaristas o neo-bienestaristas, que tienen una preocupación genuina por los animales no humanos. Al menos creo que ese es el caso más común. Sin embargo, es mi deber moral señalar que la evidencia empírica,histórica y el razonamiento lógico determinan que no están actuando correctamente.

Maltrato animal

Utilizar este término es absolutamente incorrecto por varios motivos, ya que va totalmente en contra de las víctimas, en este caso, los animales no humanos que están siendo explotados por el humano.

En primer lugar, no puede existir un trato, ya que este sólo se puede dar entre individuos que pueden hacer un acuerdo entre si. Debido a que no podemos comunicarnos con los animales no humanos, no podemos establecer ningún tipo de acuerdo con ellos, entonces lo que actualmente existe es simplemente una relación amo - esclavo, en el caso de la explotación de los animales no humanos por parte del humano.

Además, y aún más grave, es que esta palabra enfoca el problema en la violencia física, haciendo confirmar a mucha gente que ese es el problema central, lo que tiende a impulsar las acciones hacia reformas en la explotación de los animales no humanos, en lugar de otorgar un valor moral a los animales no humanos, a la par del humano. También es frecuente que los activistas bienestaristas y neo-bienestaristas crean que están siendo efectivos, porque logran que algunos dejen de consumir animales, pero esto no significa que la gente haya entendido el veganismo. La gente al ver imágenes o videos de violencia física, natural e inevitablemente, suele sentirse culpable y tener lástima por los animales no humanos, pero ello no conlleva a que necesariamente acepten que tienen el mismo valor moral que los humanos, y existe una enorme posibilidad de que si se les presenta la situación en que puedan seguir explotando animales bajo circunstancias supuestamente "humanitarias", la acepten o promuevan. Por supuesto, también hay que aceptar que está una posibilidad de que con el paso del tiempo se informen ellos mismos y se den cuenta que ese no es el problema de raíz y se hagan veganos con todo lo que ello implica. El problema reside precisamente en que al no haber recibido la información de fondo correctamente desde el inicio, no hay ninguna certidumbre que esto suceda, y se deja el destino de los animales no humanos a la deriva.

Bienestar animal

En el caso de los bienestaristas, es congruente en teoría con su objetivo, más es éticamente inaceptable. Y es en teoría, porque en realidad nunca se logra que las condiciones en que se encuentran los animales que están siendo explotados, reduzcan absolutamente el sufrimiento de los mismos.

Desde el punto de vista moral, si equiparamos su situación a casos humanos, sería inaceptable socialmente pedir que se mejoraran las condiciones en que las mujeres,niños o cualquier persona son violadas, explotadas o asesinadas. Entonces,¿porqué en el caso de los animales no humanos tendría que ser distinto?

¿A alguien en su sano juicio, se le ocurriría emprender alguna de las siguientes campañas?:
  • Lunes sin golpear mujeres
  • Violaciones humanitarias
  • Ladrones que roben cada vez menos
  • etc
Por supuesto que sería tremendamente impopular e incluso serían enormemente rechazadas propuestas como estas.

Entonces, si realmente consideramos importantes los derechos de los animales, si los tomamos en serio, no es correcto enfocar el tema en el "bienestar" en lugar de la explotación en si misma.

Formas y fondo del activismo

Las formas se refieren a la manera en que se hace llegar un mensaje al público objetivo.
El fondo, es el mensaje en si mismo.

Por ejemplo, existen varias formas de comunicar un mensaje y llegar a personas que reaccionan diferente, según como les llegue la información(mensaje):
  • videos
  • imágenes
  • performance
  • conferencias
  • folletos
  • etc
Todas ellas son válidas y pueden quedar a criterio de los activistas, según crean conveniente o piensen se desenvuelven mejor.

De hecho, el prof. Gary Francione, un referente del activismo abolicionista, frecuentemente hace referencia a que el activismo debe ser: creativo y no violento.

Lo fundamental radica en el mensaje, más que en la forma. El mensaje es el que debe quedar muy claro, sin dejar lugar a confusión, y debe necesariamente coincidir la forma(videos, imágenes,folletos,conferencias,etc) con el mensaje. Es incongruente que grupos neo-bienestaristas pretendan erigirse como abolicionistas, cuando el material utilizado se enfoca en el "trato" en lugar del uso(explotación), aunque se justifiquen en que ellos luego explican a la gente que en realidad ese no es el problema de fondo. A mucha gente se le queda más en la memoria lo que observó que lo que escuchó.

Al utilizar campañas que en sus formas dejan en el público un fondo o mensaje orientado al "trato" durante la explotación, se suelen sucitar reacciones como las siguientes:



comotranquilo

peticiongloriam



conteoregresivo



bucefalo

Estas apenas son unas cuantas muestras del efecto que causan en varias personas las campañas donde se enfoca el problema en el "trato" o el "bienestar".

Incluso sirven de catapulta para promocionar productos de origen animal, como el siguiente comercial, donde se hace alarde de las "gallinas libres": ver video

Entonces el fondo(mensaje) si es muy importante ser cuidadoso con que no se tergiverse por la forma, ya que como podemos darnos cuenta, tendríamos el efecto contrario a lo que buscamos.

La forma nos sirve para captar la atención del público, siempre y cuando no se contraponga con el fondo, ya que es lo que queremos que se quede en el público a final de cuentas.

Por ello es una falacia pensar que "todo suma" o que "todos trabajamos para lo mismo". Quizá en cuestión de "buenas intenciones" podamos coincidir por la preocupación por los animales no humanos, pero las buenas intenciones no bastan; necesitamos tomar en serio nuestro papel de factores de cambio y asegurarnos en la medida de nuestras posibilidades, de que ese cambio sea a favor de la liberación de los animales y dar pasos hacia ella y no en otra dirección.

En conclusión: los abolicionistas cuidamos mucho ambas cosas; las formas y el fondo, y que estas se correspondan. No coincidimos en el fondo ni en las formas con los animalistas,bienestaristas ni neo-bienestaristas, porque ellos no parecen poner especial atención en la coherencia entre las formas de activismo y el fondo.